Cuando los deseos de vivir son más fuertes…

Ver 0.30NPequeñito de tamaño pero grandote de corazón, con su vista fija hacia sus compañeros les trasmite la energía de un volcán y aunque no pueda correr junto a ellos las ganas no le faltan.

Cuando lo escuchas hablar piensas que tienes frente a ti a un gigante, porque la palabra límite dejó de existir en su diccionario y las metas que se traza para su vida futura lo inspiran a estudiar cada día.

Ronney Cedeño González, es un alumno de noveno grado del centro mixto Carlos Rodríguez Careaga de la comunidad Batalla de las Guásimas, que la vida lo privó con dificultades motoras y en el crecimiento, sin embargo lo bautizó con un don inigualable: la inteligencia.

Ronney junto a su mamá en la escuela.

Ronney junto a su mamá en la escuela.

Le doy gracias al destino por ponerlo justo a mi paso, donde me rodeaban muchísimas personas, pero sólo él me cautivó, con su carita tierna y los deseos de triunfar.

Experiencias así te enseñan, que los imposibles dejan de existir cuando hay almas tan generosas, que despiertan en ti los sentimientos más dormidos.

Estoy segura que el niño Ronney se convertirá en ese gran hombre que quiere ser, aún no logro descifrar si será periodista o informático, pero anhelo poder ver ese día y sentirme orgullosa, al saber que fui cómplice de sus sueños.

Por: Dayessi García Sosa

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s