Entregan en Camagüey premios del Encuentro Nacional de Patrimonio Histórico Azucarero

Foto: Pedro Paneque Ruiz

Foto: Pedro Paneque Ruiz

Camagüey, 21 Nov.- El camagüeyano Antonio Reyes Caballero recibió el Premio de Patrimonio 2015, en la clausura del XVI Encuentro Nacional de Patrimonio Histórico Azucarero, que sesionó en esta ciudad.

Conferido por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, ese galardón fue entregado este viernes, en el contexto de la cita, que propicia el intercambio entre estudiosos de un sector muy relacionado con el surgimiento de la nación cubana.

En la lid del evento, el primer premio correspondió al obrero Modesto Ronquillo Ramos, de la provincia de Las Tunas, quien investigó la procedencia de quienes fundaron y dieron vida al batey del antiguo central Elia, actual Colombia, en la segunda década del siglo XX.

También mereció un lauro el estudio de María Eugenia Solar, acerca del devenir del sector azucarero en Caibarién, Villa Clara.

Al agramontino Reyes correspondió otro premio, por su indagación  sobre la historia del sector azucarero de la antigua provincia de Camagüey, que incluía a la actual Ciego de Ávila y territorios de Las Tunas y Sancti Spíritus, hasta la división político-administrativa establecida en 1976.

“Las historias de mis abuelos”, propuesta de la holguinera Yanara Antúnez, ganó el certamen en la categoría de niños y jóvenes.

Reconocimiento a la provincia de Camagüey.

Foto: Pedro Paneque Ruiz

De manera general, Camagüey posee favorables resultados en el rescate del patrimonio histórico azucarero, y se reconoció el trabajo investigativo de los hombres y mujeres que preservan la memoria del sector.

Por otra parte, se subrayó que en el país se conservan más de dos mil piezas de valor patrimonial correspondientes a esta esfera socioeconómica, incluido más de un centenar de inmuebles e igual número de locomotoras de épocas anteriores.

Al resumir dos días de sesiones, el primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Camagüey, Jorge Luis Tapia Fonseca, expresó la importancia de revitalizar en el orden productivo el quehacer de la agroindustria azucarera, cuyo desarrollo es vital para el avance económico del país.

El jueves último, los participantes recorrieron el central Brasil y su batey, declarado Monumento Nacional, por el extraordinario grado de conservación de sus edificaciones, estructuras urbanas, que datan de los años ‘20 del pasado siglo, cuando fue construido junto al ingenio, entonces el mayor de Cuba y que muchos expertos consideran fue en ese entonces el mayor del mundo.

En la clausura se informó que la próxima edición sesionará en Cienfuegos, en noviembre del 2016. (Tomado de: http://www.cadenagramonte.cu)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s