Parlamentarios debaten sobre la enseñanza de la Historia de Cuba

Foto: CubaDebate

Foto: CubaDebate

La Habana, 7 Jul.- Fomentar el estudio de la Historia de Cuba de forma creativa, capaz de cautivar a las nuevas generaciones y que incite a investigar sobre los antecedentes de la Patria, fue uno de los temas que más suscitó al debate este miércoles entre parlamentarios cubanos.

En la Comisión de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer, Aymara Guzmán, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, convidó a profundizar en el tema y buscar soluciones que impidan “olvidarnos de nuestro pasado”.

Explicó que durante los intercambios con docentes, estudiantes y directivos de cinco provincias se constató que muchos alumnos asumen el estudio de la Historia como un ejercicio de “aprender de memoria”, sin interpretar los contenidos.

Comentó que a pesar de los esfuerzos realizados por el Ministerio de Educación, inmerso en la actualización de las bibliografías, medios y orientaciones metodológicas, todavía persiste la falta de preparación y motivación de algunos maestros.

Indicó que las principales inquietudes de los más pequeños versan sobre la importancia de utilizar las nuevas tecnologías y soportes digitales para enseñar esta asignatura, esencial para la formación ideológica de niños, adolescentes y jóvenes.

En presencia de Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación; René González, Héroe de la República y vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí, y de otros directivos e intelectuales, Guzmán señaló la importancia de fomentar el trabajo comunitario, y junto a la familia propiciar el aprendizaje de los símbolos patrios, de los mártires y los principales acontecimientos históricos de sus localidades.

Con tal premisa añadió que el interés por las raíces cubanas puede fomentarse también si se incrementan las actividades históricas en los museos, matutinos, círculos de interés y concursos pioneriles.

Al calor del debate, Graziella Pogolotti, presidenta de la Fundación Alejo Carpentier, enfatizó que a los más pequeños hay que inculcarles la Historia de modo que la vean como una aventura, donde se les incluyan elementos anecdóticos y ellos se identifiquen con los héroes nacionales.

Señaló que el trabajo ideológico fundamental consiste en comprender la realidad que hoy vivimos,  ver esa asignatura como un proceso donde hay contradicciones, y en el que intervienen diversos aspectos sociales, económicos, entre otros.

Subrayó que este tema es de primordial importancia, pues tiene que ver con el futuro de la nación, por lo cual sería efectivo asesorarse con psicólogos especializados en aras de saber llevar su estudio a los distintos niveles de enseñanza.

Al referirse a la condición necesaria para impartir esta materia, Marta Uriarte, diputada por Sancti Spíritus y profesora hace 30 años, significó que solo hace falta una, “ser patriota”, acotó.

“Si hay que llorar en el aula, se llora; si hay que reír, se ríe, porque la Historia hace falta sentirla y podemos tener todos los soportes del mundo pero la palabra del maestro es insustituible”, manifestó. (Tomado de: http://www.cadenagramonte.cu)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s