Fidel sigue siendo una antorcha iluminada de justicia y grandeza

fidel-1-636x358Quito, 26 dic.- Las muestras de admiración por Fidel Castro continuaron este domingo en Ecuador, donde se le recordó en ocasión de cumplirse un mes de la desaparición física del líder cubano, latinoamericano y mundial, quien —pese a no estar— sigue presente en millones en el planeta.

“A un mes de tu partida, ¿cómo decirte adiós, Fidel?”, se pregunta Carol Delgado, embajadora de Venezuela en Ecuador, a cuyo juicio el legado del revolucionario cubano es inmenso.

Parafraseando al poeta inglés John Donne: “¿Puede uno desoír esa campana? (…) Nadie es una isla en sí mismo. Cada ser humano es una pieza del continente, una parte del todo (…)”, la diplomática reflexiona sobre la obra de Fidel Castro, a quien considera gigante.

¿Cómo desoír, Fidel las campanadas de tu partida física? Campanadas que nos entristecen, disminuyen, nos dejan desolados e incompetentes, expresó Delgado en un sentido mensaje al Comandante, compartido con Prensa Latina.

“Pero esas campanadas de tu entrega a la política, no del dar lo que nos sobre, sino del compartir lo que tenemos, ese cristianismo social que nos enseñaste por sobre todo nos compromete a seguir trabajando por reivindicar la política de lo común”, asegura.

A su juicio, la memoria del líder histórico cubano compromete a los pueblos de América y del Sur con la integración, con el internacionalismo y la solidaridad.

“Tus enseñanzas se entienden fácil en la teoría, pero hacerlas práctica política, práctica de multitudes, implica comprender bien, leerte bien, comprender la profundidad del desafío que nos dejas”.

¿Cómo decir adiós a Fidel? Millones tomamos tu antorcha iluminada de justicia, generosidad y grandeza, para seguir abriendo sendas a todas las causas nobles, bonitas y justas, siempre de la mano de nuestros valientes pueblos, concluye la diplomática venezolana.

“Ninguna persona es una isla; por ello la muerte de cada ser me disminuye, es que me encuentro unido a la Humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”, dice Donne y Delgado traslada esas palabras a la vida dedicada de Fidel Castro en favor de causas nobles.

Esas meditaciones nos conectan tanto con su reciente partida física, como con su visión del mundo, que generosamente enseñó, estima.

“La lucha por el socialismo, el internacionalismo y la solidaridad entre los pueblos que inculcó a generaciones, nos legó la claridad de estar todos interconectados, de no poder entender el mundo desde la indiferencia y el individualismo, desde la fragmentación capitalista, desde la visión estrecha de lo nacional”.

Para Delgado, Fidel, junto al también fallecido ex presidente venezolano, Hugo Chávez, trascendieron la muerte.

En Ecuador, el revolucionario del archipiélago caribeño se mantiene en la cotidianeidad de muchos, entre ellos, de los médicos graduados en Cuba, quienes cada día son muestra del altruismo que inculcó en varias generaciones.

Fidel Castro también está en las personas que recuperaron la vista con la Misión Milagro, en quienes aprendieron a leer y escribir con el Programa de Alfabetización Yo sí puedo y en la Misión Manuela Espejo, dedicada a los ecuatorianos con capacidad disminuida psíquica o motora.

Hoy, en medio de los festejos navideños, etapa en la que prevalece el amor y la armonía, muchos dedican un espacio a la memoria del comandante cubano, quien dejó huellas indelebles en miles de familias en Ecuador y el resto del mundo. (PL) (Foto: Archivo)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s