Velan en Camagüey por protección de playas y zonas costeras

Camagüey, 13 jul.- La provincia de Camagüey cuenta con 120 kilómetros de playas en las cayerías norte y sur, amenazadas por afectaciones en la duna y la vegetación costera, especialmente en zonas turísticas.

La región más extensa de Cuba, con 16 mil kilómetros cuadrados, tiene uno de cada cuatro kilómetros de playas dañadas por la erosión intensa, con algunas incidencias desde Cayo Romano hasta el municipio de Nuevitas.

La problemática ambiental podría afectar el proyecto de desarrollo turístico de la región, que ejecutan las Empresas Constructoras de Obras para el Turismo (ECOT), como el hotel Quebrada 17, de 546 habitaciones, incluido en un amplio programa de inversión de la provincia.

Precisamente el Ministerio de Turismo amplía sus horizontes en zonas costeras como Cayo Cruz, donde el grupo hotelero Gaviota figura entre los interesados en operar en el cronograma de cuatro mil capacidades para el 2021; sin embargo, la pérdida de terrenos y recursos costeros preocupan a los especialistas.

Investigaciones del Ministerio de Ciencia,Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) calculan “un ritmo de retroceso de la línea de costa de 1.2 metros como promedio anual, que puede ser superior en algunas playas y sectores”, precisó Lisbet Font, directora provincial de la entidad.

De acuerdo con los resultados científico-tecnológicos, el deterioro de la cresta de arrecifes de coral que protege el litoral, uno de los más importantes del Caribe, incide en el propio equilibrio natural y el desarrollo de las especies que habitan en los predios.

Entre las estrategias del Estado cubano para el enfrentamiento a la problemática ambiental destaca la Tarea Vida, que se conforma según el plan de acciones regido por los Estudios de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo del CITMA, refirió la especialista.

Se suman además, acciones como la prohibición de construcciones de viviendas en los asentamientos costeros con el propósito de reducir la densidad demográfica en comunidades costeras, y adaptar la actividad agropecuaria, vital para la seguridad alimentaria del país.

Playas arenosas de interés turístico y recreativo, con erosión intensa, y otras zonas de litorales vulnerables ante la subida del mar, resultan dañadas por el paso de eventos meteorológicos extremos, provocados por los efectos del cambio climático. (Tomado de Radio Cadena Agramonte)

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s