Vertientinos llevan la luz a otros territorios camagüeyanos

Vertientes, 21 sept.- Danay y Antonia son dos vertientinas que vivieron los difíciles días que transcurrieron luego del paso del huracán Irma, la primera es oficinista y la otra supervisora, ambas trabajan en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Eléctrica Vertientes y tienen en común que sus esposos también forman parte del colectivo de trabajo que laboró incesantemente en el restablecimiento del fluido eléctrico.

Uno es liniero, se llama Reynier Aguilar Camejo, y el otro es Jefe de Brigada, con el nombre Andrés Ricardo Burgo, los dos tuvieron una participación importante en las labores de recuperación.

Aunque la totalidad del municipio de Vertientes ya tiene el servicio restablecido, para Danay Días Nordelo se suma un reto mayor al apoyar a su esposo desde la distancia, pues se encuentra en una misión de apoyo en el municipio de Esmeralda, uno de los territorios camagüeyanos más dañados por el evento meteorológico.

“La noche que le dijeron que tenían que irse comenzamos a preparar todo. Él preocupado porque tenemos una niña pequeña de tres años, pero yo le expliqué que todo iba a estar bien y lo más importante era que se concentrara en su trabajo para que regresara a casa sano”, cuenta Días Nordelo.

“Desde que se fue hablamos todos los días por teléfono, me dice que están trabajando muy fuerte para restablecer el servicio, yo le digo que debe estar concentrado porque su trabajo exige acciones peligrosas para la vida. Estoy muy orgullosa de él y confío en que pronto estará de vuelta.”

Antonia Díaz Arteaga está segura de su reacción si su compañero de vida tuviera que asumir la misión de ayudar en otros territorios afectados.

“Mi esposo es Jefe de Brigada y durante las labores de recuperación llegó a comunidades rurales lejanas de Vertientes. Llegaba a la casa tarde en la noche, pero poco a poco restablecieron el servicio en todo el municipio. Él está consciente de que pueden necesitarlo en otros territorios que hoy no tienen electricidad, y yo lo apoyo, su trabajo es muy necesario para la gente”,  narra Díaz Arteaga.

Danay y Antonia son dos mujeres vertientinas que no le temen a las adversidades, ni tampoco a la distancia, para ellas lo más importante es que sus cónyuques se cuiden, laboren con responsabilidad y lleven la luz a todos los hogares. (Por Yurisey Hechavarria González/ yurisey@cmhv.icrt.cu)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s