Igualdad por la vida

Vertientes, 26 ene.- Las personas que viven con VIH/SIDA, como cualquier otro ciudadano, tienen el derecho a la vida, a la libertad, la seguridad, la salud mental y física, a la igualdad de protección y a la no discriminación, entre otros.Con el fin de garantizar esos derechos elementales del ser humano ha trabajado el gobierno revolucionario en Cuba desde que en el año 1982 aparecieran en territorio nacional los primeros casos de contagio con el virus causante de una de las peores epidemias que azotan a la Humanidad.

En el municipio de Vertientes son perceptibles las garantías que el Estado ofrece a las 42 personas confirmadas con ese mal, partiendo de la prestación de asistencia médica y hospitalaria gratuita, desde la propia red de consultorios del médico de la familia, la atención especializada y el tratamiento requerido.

A partir de la correcta dispensarización de esos pacientes, en el territorio se garantiza la accesibilidad a los tratamientos retrovirales, asegura Migdalia Pantoja, especialista en la farmacia de servicio permanente, donde se brindan los medicamentos de manera gratuita.

Con la expectativa de promover el compromiso en la prevención y respuesta al VIH / SIDA, las autoridades sanitarias aquí siguen el protocolo establecido por el programa nacional de Salud para la epidemia, en el que también tienen implicación otros organismos y sectores de la sociedad.

Toda la labor va encaminada a alcanzar la aceptación social ante quienes contraen el virus con acciones para educar a las personas de todas las edades y estatus acerca de lo importante que resulta para ellos el apoyo en el plano familiar, laboral o de cualquier otra índole.

En el municipio al centro-sur de Camagüey se registra similar cantidad de contagios por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana y aunque las cifras no son alarmantes la transmisión de la enfermedad está latente, de ahí la exhortación constante a una sexualidad responsable.

Todas las medidas aplicadas tienen un fundamento legal por el bien mayor de proteger la salud colectiva, pero sin olvidar que se sustentan en el completo bienestar físico, mental y social de quienes portan el virus y sus familiares, pues como consta en la Constitución de la República de Cuba todos tenemos derecho a gozar de nuestros derechos elementales y al desarrollo pleno. (Por: Eovalis Matos Arias / eovalis@cmhv.icrt.cu)

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s