Familia y valores como garantía del futuro

Vertientes, 22 Jun.- En todos los sistemas sociales y épocas se ha considerado a la familia como célula fundamental y por tanto, cumple un importante roll en la formación y posterior desarrollo de los valores que conducirán a sus miembros dentro y fuera del seno del hogar.

Es a partir de este enunciado que muchos establecen una relación directamente proporcional entre el modo de actuar de las personas y lo aprendido o experimentado en la casa, como si la conducta fuera el reflejo de aquello que asimilaron en el seno familiar.

En ello se sustenta la necesaria alianza de la comunidad, donde se desarrolla la mayor parte de nuestras vidas y de quienes nos son cercanos, a veces rodeados de manifiestas expresiones de antivalores que de manera lamentable han permeado a la sociedad vertientina.

De similar manera se ha reconocido al maestro como ente imprescindible para el avance comunitario colectivo, por su trascendental misión en la formación del conocimiento y los valores, aunque el docente nunca sustituirá a los padres y demás integrantes del hogar en su papel, sino que ambas partes deben estar integradas para complementarse.

El cometido del maestro se multiplica y se hace cada vez más importante por su trascendencia en la sociedad que demanda educar a niños, adolescentes y jóvenes en los valores de la Revolución Cubana y el socialismo, porque es el instrumento fundamental para preservar los ideales que nos hicieron libres, pero la familia también debe cumplir con su deber en ese sentido.

Un papel preponderante en esa integración necesaria en el barrio le corresponde a los delegados del Poder Popular, bajo la constante premisa de implementar mecanismos de retroalimentación y control al frente de los Grupos de Trabajo Comunitario.

Desde el actuar cohesionado de esos grupos se promueve la participación masiva de los pobladores en la búsqueda de la unidad, el consenso y el sentido de pertenencia por la comunidad, donde se contribuye en ese empeño para fomentar y consolidar adecuadas conductas sociales y valores con el protagonismo de la familia como célula fundamental. (Eovalis Matos Arias / @villabaracoa)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s