Cuba seguirá firme ante medidas coercitivas de EE.UU.

La Habana, 30 oct.- El presidente Donald Trump se engaña al creer que obtendrá concesiones políticas a través de medidas restrictivas, enfatizó en esta capital el director de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío.

Durante un foro-debate realizado este martes en la sede del Instituto de Relaciones Internacionales Raúl Roa, Cossío identificó el turismo, la energía y el transporte como los sectores cubanos más afectados por las últimas medidas de bloqueo.

Recientemente, Trump lanzó una serie de normativas que afectan principalmente las exportaciones de bienes hacia Cuba y la suspensión de vuelos de aerolíneas estadounidenses a los aeropuertos cubanos, excepto al internacional José Martí de La Habana, a partir del próximo 10 de diciembre.

Por su parte, el intelectual Ricardo Alarcón, también presente en el foro, recalcó que la Casa Blanca tiene la intención de intensificar aún más la guerra económica que comenzó en 1959.

Asimismo, el Héroe de la República de Cuba Ramón Labañino hizo un llamado a la comunidad internacional para rechazar próximamente en la Asamblea General de la ONU el cerco unilateral contra la isla.

En ese sentido, otro héroe y ex prisionero cubano en Estados Unidos, Gerardo Hernández, señaló que incluso cubanoamericanos y estadounidenses se oponen al bloqueo.

Santiago Álvarez, analista del Centro de Investigación sobre Política Internacional, puntualizó que Cuba no está sola y que Estados Unidos ya no es invulnerable.

La guerra comercial de Washington con naciones de todo el mundo la aísla y debilita su credibilidad internacional, destacó.

Este foro se celebra a solo unos días de efectuarse la votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas de una resolución patrocinada por Cuba sobre la necesidad de eliminar el bloqueo estadounidense contra la nación caribeña.

A su vez, la iniciativa pretende analizar la decisión tomada por Trump el pasado 25 de octubre, que se une a la lista de restricciones agresivas adoptadas por el actual Ejecutivo norteamericano para deshacer el acercamiento bilateral iniciado a finales de 2014 bajo su predecesor Barack Obama (2009-2017).

Según un comunicado del Departamento de Estado, esta acción -criticada por diversos congresistas y otras voces- busca impedir que el Gobierno cubano “obtenga acceso a divisas de los viajeros estadounidenses”.

Ese ente federal no mencionó, sin embargo, que además de dificultar los viajes de los estadounidenses perjudica a cientos de miles de cubanoamericanos que van cada año a visitar a sus familiares en la isla caribeña. (PL) (Imagen: Archivo/La Demajagua)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s