Insta Díaz-Canel a juristas cubanos a mayor protagonismo en nuevo ejercicio legislativo

La Habana, 22 feb.- Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República, hizo un llamado a los juristas cubanos a ser disciplinados con los tiempos del cronograma legislativo que se avecina, y a actuar con calidad, durante el balance del Ministerio de Justicia (MINJUS), realizado en esta capital.

Según comentó, en el 2020 se someterán a aprobación más de 10 leyes y cinco decretos-ley, lo cual constituye todo un reto por la magnitud del ejercicio legislativo que se desplegará.

La tarea fundamental es cómo los trabajadores del MINJUS se convierten en abanderados de que las leyes aprobadas se implementen, y en su calidad de rectores de la justicia, alertar cuando se viola un precepto constitucional, afirmó.

Dijo que otras prioridades del sector para el año en curso son el perfeccionamiento de la política con los directivos, la labor ideológica en todos los ámbitos de trabajo y lograr desde las plataformas digitales el enfrentamiento a la subversión.

Mencionó que es muy posible que el sistema jurídico sea diana de las agresiones del imperialismo, por tratarse de uno de los pilares de la defensa de la Revolución, y que la mejor forma de prevenir eso es actuar en todo momento con ética.

Significó que el Ministerio se caracteriza por contar con un buen colectivo de dirección y que en el año analizado se constatan avances de manera general en la solución de los problemas, la existencia de un buen ambiente de trabajo y el rol protagónico de los jóvenes.

Díaz-Canel mencionó que entre los principales desafíos del organismo se encuentran completar la fuerza de trabajo necesaria y lograr un mayor vínculo con la academia y las autoridades locales.

Asimismo, llamó a disminuir las molestias de la gente con tanto trámite, eliminar las trabas burocráticas y dar respuestas oportunas a la población, aspecto en el que es de gran utilidad el proceso de informatización.

“Somos servidores públicos y nuestra función es atender bien a la gente; hay que llenarse de paciencia, ponerse en el lugar del otro, y tratar los temas que le aquejan con sensibilidad”, insistió.

Por más eficiencia en la actividad del comercio, la gastronomía y los servicios

 

La Habana, 22 feb.- Tras conocer los resultados del trabajo del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) durante el 2019, en el balance anual, desarrollado en la sede del organismo, el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, expuso las principales prioridades del sector, las cuales están encaminadas a lograr una mayor eficiencia en la actividad del comercio, la gastronomía y los servicios en el país, así como a ofrecer una atención de calidad a la población.

Entre las líneas de trabajo mencionó el ordenamiento financiero, a la vez que señaló que la protección al consumidor debe ser una actitud y no una campaña.

Los trabajadores del ramo sirven a la población, deben respetarla, ofrecerles respuestas ante las quejas, lo cual es humano y honesto, aseguró el mandatario.

Se refirió a la importancia de potenciar el gobierno y el comercio electrónico, de informatizar el registro de consumidores, y de combatir desde las direcciones municipales y provinciales las indisciplinas y desviaciones de lo establecido.

Díaz-Canel explicó que se deben reanimar centros, pero luego estos tienen que funcionar con calidad y ser sostenibles, y afirmó que se debe avanzar más en la gestión de inventarios ociosos.

Hay que seguir poniéndole pensamiento al tema de las mermas, dijo, además de insistir en la necesidad de enfrentar a los revendedores e ilegales, quienes trabajan en un escenario de ventaja para ellos.

En cuanto al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos, advirtió que su recrudecimiento ha provocado que se ralenticen procesos y ha repercutido en que se incumplan determinados planes, lo cual afecta a los servicios.

Insistió en el trabajo con los cuadros, sobre lo que expuso que nadie va a atender adecuadamente programas sociales si no tiene sensibilidad e inquietud revolucionaria.

El primer ministro Manuel Marrero explicó que la insistencia en producir más alimentos es para que las personas acceden a ellos desde su casa, pero también para que puedan recibir más servicios y con calidad.

Recordó que se encuentra en marcha un proceso de perfeccionamiento del comercio y la gastronomía, y aseveró que si se aprovecha adecuadamente será la norma que sirva para eliminar aquello que lastra al sector.

Hay que potenciar la gastronomía ligera, que es a donde accede la mayoría de las personas, rescatar las cafeterías de 24 horas, y lograr que en los locales arrendados se elaboren alimentos, expresó.

De igual manera, comentó que la realización de ferias en las comunidades no puede significar el cierre de los establecimientos porque todo se destine a la actividad; la feria tiene que ser un extra, y todo tiene que ser con más control, significó Marrero.

Betsy Díaz, titular del MINCIN, dio lectura al informe con los resultados del 2019, entre los que destaca que en el comercio minorista se priorizó la canasta familiar normada y la venta de mercancías asociado a la canastilla, uniforme escolar, materiales de la construcción, calzado profiláctico, postrados, incontinentes y casos sociales críticos.

Especial atención se prestó a la distribución de los productos normados, lográndose mejoras en la venta del aceite envasado, el picadillo para niños de 0 a 3 años de edad, en La Habana, y el embutido.

La Ministra se refirió a que persiste la insatisfacción de los consumidores con la calidad del pan, el arroz de producción nacional y el picadillo, fundamentalmente.

Indicó que fueron reanimadas unidades de carretera, el servicio en las terminales de trenes y un grupo de instalaciones en todo el país, empleando la contribución del 1 %, y que impactan de forma negativa en la calidad de los servicios la carencia de insumos y equipamiento gastronómico.

En atención a la dinámica demográfica se aprobó para el 2020 incorporar en la canastilla como oferta especial, a precios sin subsidio, artículos como una silla sanitaria, orinal plástico, jabonera, bañera plástica, seis percheros, tres almohadas, un par de medias y una prenda interior.

Participaron también en el balance Mercedes López Acea, miembro del Buró Político y del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Jorge Luis Tapia, viceprimer ministro; y Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba. (Textos y fotos: ACN)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s