Martí, símbolo de cubanía (+ Audio)

Vertientes, 13 feb.- Cuba es una Isla en el mar Caribe que se levantó con el espíritu revolucionario de grandes hombres; valerosos, combativos, sin miedo a caer en la batalla, siempre confiados en el triunfo y saber que todo era por una causa justa,librarnos del yugo opresor.

Y entre todos ellos encontramos a José Martí, con una oratoria y palabra elocuente, que enseña a ver sensibilidad y al mismo tiempo fortaleza y determinación; a creer en el hombre con pensamientos renovadores para trazar caminos de libertad.

Su obra inspira a artistas, tanto en el campo de las artes plásticas, para ilustrar con colores el maravilloso universo de mensajes que transmiten sus textos; como en la poesía, cuando transforma sus ideas más profundas en versos maravillosos; y es al mismo tiempo un compositor, logra en sus creaciones convertir cada partitura en una melodía que motiva a ser trabajadores consagrados, excelentes profesionales, mejores seres humanos.

Martí, no es solo un nombre o una simple palabra de cinco letras; nombrarlo es remontar en el tiempo y cruzar en un bote por grandes momentos de la historia de Cuba, América Latina y más allá; significa conocer un mundo nuevo para comprender lo maravilloso que esconden territorios a los cuales no hemos podido llegar; es retroceder en una línea que marca fechas importantes en la evolución del pensamiento revolucionario.

José Julián Martí Pérez, un niño nacido en una pequeña casita en la calle Paula de la ciudad de La Habana; en el seno de una familia armoniosa, que hicieron de él un hombre de bien; siempre atento, sencillo, preocupado y ocupado en el prójimo; con una inteligencia espléndida y un dotado vocabulario que lo convirtieron en un hombre universal.

Todavía guardo con gran respeto uno de sus textos más emblemáticos, La Edad de Oro; de niño veía sus escritos como cuentos, historias y poesías atractivas; pero si tienen la oportunidad de leerlo en cada etapa de la vida, su visión cambiará por completo, la comprensión será totalmente distinta y el acercamiento no tendrá precedentes.

Acercarnos al Apóstol, nos encamina a ser grandes aun cuando solo tengamos un metro y algo de estatura; a querer lo maravilloso de nuestro entorno; a saber que el amor está en todas partes; que lo simple es bello y nada más; a saber que un amigo, y digo un verdadero amigo es el tesoro más valioso jamás robado por nadie; y comprender que cada cual es un mundo particular y especial; su legado se mantiene perenne y trasciende como luz de faro, que guía en lo encumbrado de la noche hacia un futuroseguro. (Por Frank Fernández García /frank.hernandez@icrt.cu) Foto de archivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s