Educar con amor y voluntad (+ Fotos)

Vertientes, 20 feb.- La educación en la Enseñanza Especial constituye una de las más humanas obras de la Revolución y en Vertientes el centro Francisco González Cueto, resalta por sus grandes logros al contar con un claustro de maestros especializados y preparados profesionalmente, para el trabajo con estos niños.

La institución pedagógica acoge a diferentes niños con características peculiares, todos con necesidades educativas especiales, discapacidades físico motoras y variadas limitaciones o enfermedades que inciden directamente en el desarrollo intelectual de los alumnos.

Como parte de la dinámica educativa, muchos de estos pequeños no pueden acudir a la escuela, producto a las propias afectaciones, en tal sentido se dispone de maestros ambulatorios que, cumpliendo con todas las medidas preventivas ante la afectación por el virus SARS-Cov-2, convierten los hogares en aulas para impartir las enseñanzas.

Así mismo los programas son variados, se aplican modalidades complementarias dirigidas a la formación general, fomentar hábitos higiénicos, la formación de valores y conductas responsables; las cuales aseguran la inserción de los pequeños a la vida en sociedad.

Miriam Machado Rodríguez, es una de las maestras ambulatorias de la escuela; lleva más de cuatro décadas de experiencia en la enseñanza especial y en la actualidad atiende a tres niños; uno en la comunidad Calabazar, perteneciente al Consejo Popular Jimaguayú, uno en el poblado de Leyva y Luis Manuel Loases Rodríguez en el reparto Los Motores de Vertientes.

Luis Manuel, es un niño enfermo de epilepsia, con discapacidad intelectual moderada agravada y presencia con crisis de ausencias; estas limitaciones no impiden que reciba los contenidos de su maestra Miriam, a la cual cariñosamente nombra Lela y estrecha un vínculo extremadamente dependiente.

Hasta la actualidad esta relación maestra – alumno cosecha importantes logros, Luis Manuel es capaz de establecer una comunicación simple; dibuja y distingue los colores; reconoce algunas personalidades representativas del proceso revolucionario cubano y responde de forma recíproca al amor que recibe de su familia y maestra.

En la voluntad de enseñar no hay obstáculos, cuando se cumple con la noble tarea de llevar la luz del aprendizaje a lugares distantes del municipio de Vertientes. (Por Frank Fernández García /frank.hernandez@icrt.cu) Fotos de autor.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s