Perfeccionamiento Comercio y Gastronomía

Vertientes, 28 may.- En los servicios gastronómicos se centra una parte sustancial del proceso de perfeccionamiento en el Comercio y la Gastronomía iniciado en Cuba, al ser ésta la rama con mayor deterioro en su funcionamiento e infraestructura. La intención es cambiar la imagen que hasta hace poco tuvieron esas unidades en cuanto a ofertas y confort.

Este ordenamiento tiene un mayor alcance, pero no es algo nuevo, pues en otros momentos se pusieron en marcha procesos similares para buscar, sobre todo, la eficiencia y calidad de los servicios que aún hoy presentan dificultades al ser un sector con varios problemas acumulados.

Según directivos de la empresa de Comercio y Gastronomía en Vertientes, para la implementación de las estrategias concebidas se realizaron varias acciones de capacitación, sobre todo con los administradores, a partir de que algunos de los establecimientos pasan a nuevas formas de gestión dentro del sector estatal y otras en el sector no estatal.

Sin embargo, los avances de este proceso tienen al desabastecimiento de insumos y alimentos, la complicada situación epidemiológica y el incremento del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra el país como elementos que obstaculizan la marcha de las transformaciones.

No obstante, precisaron funcionarios de la entidad, la implementación de este ordenamiento no ha provocado afectaciones económicas, pues no se registran pérdidas y se ha podido garantizar el salario al ciento por ciento de los trabajadores.

El principal objetivo es mejorar los servicios a la población, aparejado a una mayor autonomía de las unidades, encaminada a transformar las instalaciones, la variedad y calidad de los servicios, y la satisfacción de los clientes.

Pero, como bien precisan autoridades del sector, no se puede interpretar la competencia del sector estatal con los trabajadores por cuenta propia como impulsora para que se disparen de manera desmedida los precios con el fin de cubrir ineficiencias y costos, sino que debe existir un trabajo consecuente con la aspiración de superar cada día los resultados.

En mi opinión, entre la amplia gama de dificultades, la más seria en la gastronomía vertientina es la calidad del servicio y por tanto, considero que la preocupación debe estar centrada en restaurar las unidades y el equipamiento que poseen, pero sobre todo, en la transformación de la mentalidad de los gastronómicos en aquellas unidades que perduren en el sistema empresarial.

En este proceso de ordenamiento de la gastronomía se tienen que trasformar el control, la disciplina y la atención al cliente, cuestiones en las que hay que trabajar mucho, unido a los mecanismos de protección al consumidor aún permeados por el burocratismo y los vicios.

Está claro que para directivos y trabajadores de la gastronomía estatal se imponen retos al tener que ser eficientes, elevar la autogestión administrativa, lograr autofinanciarse y además, ser competitivos frente a sus homólogos del modelo de gestión no estatal, donde estará el grueso de los establecimientos que prestarán servicios en el territorio. (Por Eovalis Matos Arias / @villabaracoa) Foto de arhivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s