Adelante contra vientos y mareas (+Audio)

Vertientes, 31 may.- El 2020 cambió por completo el curso de la sociedad a nivel mundial. Transformaciones climatológicas y en el orden biológico marcaron un antes y un después en la vida de todos, producto a la llegada de una nueva enfermedad: la COVID-19, capaz de matar al más mínimo descuido.

Mientras muchas naciones se enfocan solo en el enfrentamiento epidemiológico contra el virus SARS-CoV-2, Cuba lucha contra otras carencias y leyes arbitrarias a consecuencia de un bloqueo económico, comercial y financiero que asfixia cuanta prosperidad se propone nuestro pueblo.

Sujetos a estas limitantes por décadas, los cubanos tenemos que soportar enjuiciamientos falsos contra nuestra integridad provenientes de un gobierno sumamente alejado de lo que supone ser un paradigma o ejemplo ante el mundo.

La hostilidad sostenida y recrudecida en los últimos años con más de 200 leyes nuevas durante el pasado mandato de Donald Trump, sectores socioeconómicos se ven fuertemente afectados, sobre todo en el campo de la salud, en medio del escenario complejo con el nuevo coronavirus.

¿Cuánto más tiene que soportar el pueblo cubano? ¿Cuánto tiempo durará esa calumnia infundada contra la integridad de la nación caribeña? Son algunas de las interrogantes que encuentran su respuesta hasta ese ansiado día cuando el gobierno de los Estados Unidos deje de inmiscuirse en asuntos que no le competen y detenga su dominio comercial sostenido sobre la base de amenazas internacionales.

Pero hablamos del pueblo cubano y vertientino, acostumbrado a luchar y persistir ante las dificultades, capaz de crear alternativas y salir adelante, un pueblo vencedor tras más de seis décadas de Revolución.

Pese a todo, Cuba seguirá siendo más solidaria, internacionalista, humanista, altruista, revolucionaria, defensora de las causas justas y nobles, creadora de proyectos formadores de valores que promuevan la calidad humana de su pueblo, referente ante el mundo de optimismo y sobre todo, bandera de esperanza para todos los países que requieran de su hospitalidad.

No existe el bloqueo ante la superación, contra los sentimientos de cubanía herencia de las generaciones que nos antecedieron. La luz eterna de nuestra estrella solitaria brillará con más fuerza cada vez que el imperialismo muestre su sed de venganza, vencer es nuestra meta y la unidad es el escudo que nos protege contra el “Gigante de las siete leguas”. (Por Frank Fernández García//frank.hernandez@icrt.cu) Imagen: Granma Digital.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s