Invencibles ante el injusto bloqueo imperialista

Vertientes, 23 jun.- El bloqueo económico, comercial y financiero es uno de los tantos propósitos del imperialismo para asfixiar al pueblo cubano y conseguir lo que por tantos años ansia: el dominio sobre la isla caribeña.

Remontado a más de seis décadas y sobre la base de leyes arbitrarias e injustas, recrudecidas en los últimos años con las más de 200 nuevas normativas durante el mandato del pasado presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el panorama económico cubano se afecta y sufre carencias.

La nación tercermundista sufraga dentro de prohibiciones internacionales que frenan cuanta vía de desarrollo se presenta, el no comercializar libremente las propias producciones y adquirir importantes recursos para consolidar los procesos industriales de rubros económicos fundamentales del país.

En Vertientes cooperativistas y productores de arroz enfrentan cada temporada los embates de plagas a causa de no contar con el paquete tecnológico y los productos químicos indispensables en el proceso que ayudan al logro de mejores rendimientos y calidad.

Los escases de piezas de repuesto afectan en el transporte, la reparación de industrias, el desarrollo tecnológico, las producciones que equipos, lo que también hace mella a la economía nacional cubana. Medios, útiles, medicamentos, insumos, equipos para el tratamiento de enfermedades como el cáncer, la insuficiencia renal crónica y la propia pandemia global de la COVID-19 hoy no son lo suficientes en las instituciones sanitarias, producto al recrudecido bloqueo imperialista.

Así mismo, los daños son generalizados en los demás servicios básicos de la población y sectores de la sociedad, en el Deporte, la Cultura, la Educación, Comercio, Transporte, pero no detienen la voluntad del cubano en salir victorioso frente a cada estocada del imperio estadounidense.

La superación y convicción de seguir adelante e impulsar el desarrollo de la Isla son condiciones que definen al pueblo antillano. Hoy se cuenta con medios artesanales en la producción y siembra de alimentos, se crean insecticidas y fertilizantes con materia orgánica y la doble función, incidir en el mejoramiento de los resultados productivos y la protección al medio ambiente evitando la degradación de los suelos.

Los esfuerzos en el mejoramiento de toda la infraestructura tecnológica hacen posible que el curso escolar no se detenga, a pesar del complejo escenario epidemiológico; plataformas digitales y redes sociales se convierten en el puente de enlace entra las instituciones pedagógicas y los educandos para dar continuidad al proceso lectivo 2020-2021.

No cederemos jamás ante las patrañas del imperio yanqui. Nunca dejaremos de denunciar sus intentos de inferencias en los asuntos ajenos a su estado; no claudicaremos ante su sed de dominio internacional y estaremos firmes como un caguairán con la unidad como único escudo protector invencible por más de seis décadas de Revolución Cubana. (Por Frank Fernández García //frank.hernandez@icrt.cu) Foto de archivo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s