Hacia un mayor desarrollo con la ciencia y la tecnología (+Audio y Fotos)

Vertientes, 13 sept.- El estudio y la práctica de la ciencia en Cuba es primordial, los diferentes programas curriculares siempre tienen una vinculación directa con la investigación para desarrollar y potenciar soluciones a problemáticas socioeconómicas, que en gran medida están determinadas por el propio bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a la isla por más de seis décadas.

En el actual periodo de pandemia, producto a la enfermedad COVID-19, la ciencia y todo lo que en ella encierra ha destinado esfuerzos para asegurar una mayor protección a la población y destaca la Mayor de las Antillas con cinco candidatos vacunales, dos de ellos en proceso de inmunización para todo grupo de edades, así como personas vulnerables y de alto riesgo.

Específicamente en Vertientes el inmunógeno Abdala le ha sido suministrado en el esquema de tercera dosis y final a más de 470 embarazadas y madres con niños lactantes, superando el 70 porciento de inmunización en este grupo vulnerable en el municipio.

Así mismo el alcance con el fármaco anticovid-19 transitó por las edades adultas y grupos de riesgo en su segunda dosis a más de cuatro mil vertientinos y se suma en los próximos días el candidato Soberana-02 para las edades pediátricas con el fin de proteger a los educandos en las instituciones pedagógicas, luego del reinicio del proceso lectivo 2021-2022.

Por otra parte el Centro Universitario Municipal ha mantenido una vinculación directa con los programas agropecuarios para impulsar la producción de alimentos. Trabajos investigativos se palpan en las zonas fundamentales del territorio, enfocados en buscar mejores resultados a partir del uso de la ciencia y la técnica, con la propia sustitución de importaciones y las carencias en el uso de partes y piezas para las reparaciones y mantenimientos.

La creación de fertilizantes a base de material orgánico hoy garantizan la protección de los suelos evitando su degradación, en momentos cruciales donde el déficit de insumos químicos para la siembra y cultivo es aún mayor, y una muestra de ellos son los resultados palpables en la Unidad Básica de producción Cooperativa Jimaguayú, perteneciente a la Empresa Agroindustrial de Granos Ruta Invasora con el rescate de una área intensiva y la producción de hortalizas y aliños.

En el avance de los objetivos propuesto también destaca la participación de las organizaciones de base de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores de las empresas territoriales, fundamentalmente la Empresa Arrocera que implementó en sus unidades empresarial de base destinadas al secado y molinado de arroz los hornos de cascarilla, el cual utiliza el material residual para ser convertido en combustible y garantizar el proceso industrial y reducir gastos considerables de energía eléctrica.

Aún falta mucho por hacer, avanzar en momentos difíciles medidos por una compleja situación epidemiológica requiere de mayor sacrificio, pero los vertientinos sabemos hacer frente a las adversidades, el objetivo fundamental es superar retos y lograr vías de desarrollo a pesar de las limitaciones de los tiempos actuales. (Por Frank Fernández García /frank.hernandez@icrt.cu) Fotos de autor.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s