Unidos para vencer al SARS-CoV-2 (+Fotos)

Vertientes, 13 sept.- El pasado calendario 2020 fue difícil, la sociedad experimentaba los embates de una enfermedad que luego por su diseminación se convirtió en pandemia global, la COVID-19.

Eso conllevó a superar restos, redoblar esfuerzos y vencer al tiempo, para encontrar cura o almenos un antídoto contra el virus y poder hacerle frente, pues los síntomas y secuelas en el organismo son alarmantes, provocando, en el peor de los casos, la muerte.

Para Cuba el desafío se multiplicó pues las limitaciones de recursos e insumos sujetas a las más de 200 medidas arbitrarias y coercitivas impuestas por el gobierno de los Estados Unidos, atentan contra el desarrollo científico – técnico, pero aún así se lograron crear cinco candidatos vacunales para inmunizar a la población.

El proceso inició en el actual año 2021 y llegó al municipio centro sur de la provincia Camagüey, con la vacuna Abdala, certificada y aprobada por la Organización Mundial de la Salud, con garantías ante el virus SARS-CoV-2 superior al 92 por ciento de eficacia.

Los primeros en recibir el inmunógeno fue el grupo más vulnerable, embarazadas y madres con niños lactantes, que por su condición fueron priorizados y hasta la fecha se logran vacunar más de 400 mujeres superando el 75 por ciento, ya con tercera dosis del medicamento.

A los logros se suma la protección al grupo etario mayores de 60 años y personas obesas, cardiópatas y diabéticas, que hasta el momento transita por su esquema de segunda dosis y supera las tres mil personas vacunadas.

Hace a apenas algunos días se incorporaron al proceso las personas comprendidas entre las edades de 19 y 59 años, superando cifras de 8000 personas y donde se prevé vacunar a un total de 17 mil 235 vertientinos.

Encomiable también ha sido la vinculación de otros sectores al enfrentamiento epidemiológico, como el Centro Universitario Municipal, donde los estudiantes de diferentes especialidades aseguran la digitalización del proceso de vacunación en el territorio.

En momentos donde la pandemia impide la presencialidad en las instituciones pedagógicas, así como en la casa de altos estudios de la provincia, las educandos agramontinos se implican en el combate perenne contra el coronavirus y además apoyan en el Servicio de Atención a la Familia, así como en zona roja en centros de aislamientos para sospechosos y positivos de bajo riesgo.

La multisectorialidad caracteriza a esta batalla contra la COVID-19, la unidad y el mismo fin de vencer trazan el camino hacia una luz al final del túnel, pero todo esfuerzo es en vano, si no prima en la población el sentido común y la responsabilidad. (Por Frank Fernández García //frank.hernandez@icrt.cu) Fotos de autor.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s