Mujeres empoderadas por y para la Revolución (+ Audio y Fotos)

Vertientes, 18 sept.- Las oportunidades que las políticas vigentes en Cuba ofrecen a la mujer permiten su vinculación a las más diversas tareas y responsabilidades.

Los antecedentes se encuentran en las distintas etapas de las memorias de la nacionalidad cubana, pues desde las gestas libertarias mambisas mujeres como Ana Betancourt y Mariana Grajales sentaron pautas en las luchas por la emancipación de las del sexo femenino y mucho aportaron a ese objetivo.

Es luego del triunfo revolucionario de 1959 que las féminas de la Isla comienzan a avizorar verdaderas oportunidades para su desarrollo pleno y a ocupar espacios de mayor significación fuera del entorno doméstico, donde por tradición se les habían asegurado incontables obligaciones.

Tras el paso de los años y gracias a la visión emancipadora de Vilma Espín, con el apoyo incondicional de Fidel Castro, las mujeres cubanas han podido demostrar su valía para emprender y materializar los más disímiles proyectos, sobre todo, en sectores como la Salud, la Educación y el polo científico, en los que su presencia es representativa.

En la actualidad se integran desde muy jóvenes a las tareas productivas, económicas y sociales, militan en las filas del Partido Comunista de Cuba, en las Fuerzas Armadas Revolucionarias y sin tapujos ni convencionalismos se expresan en cualquier escenario y hablan de lo que significa haber cumplido sus sueños bajo el manto protector de una Revolución que las dignifica como mujeres y seres humanos.

Por esos principios que no olvida, las mujeres vertientinas se esgrimen como multiplicadoras de la obra enrumbada por Fidel Castro y defienden con entrega el legado del líder histórico de los cubanos para salvaguardar imborrables hechos inscritos en la historia del país que convierten a sus habitantes en un pueblo de Patria o Muerte porque, por encima de todo, está el bienestar de la gente.

Allí en las estructuras del Poder Popular también están ellas, representando al electorado como mujeres emprendedoras, con amplio sentido del deber que les compete en defensa de la obra revolucionaria, vinculadas con un papel activo.

Cuando la lucha frente a la COVID-19 se sostiene, resulta imprescindible reconocer la entrega de federadas, campesinas, trabajadoras y amas de casa, pues gracias a la labor indispensable de muchas féminas es posible encauzar acciones y resultados porque alistan el corazón por una obra mejor que garantiza la continuidad. (Por Eovalis Matos Arias / @villabaracoa) Fotos de autor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s