Agricultura Urbana, suburbana y familiar: prioridad de todos y para todos (+ Fotos) 

Vertientes, 26 oct.- El cultivo de hortalizas, vegetales y condimentos frescos a través del programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar resulta determinante en el aporte de renglones de ciclo corto cuando las condiciones en Cuba para disponer de insumos y otros recursos afectan a la Agricultura y la producción de alimentos clasifica como prioridad.

En medio de la crisis provocada por la COVID-19 en un país cuya economía es cada vez más torpedeada desde el exterior y que transita por un complejo proceso de ordenamiento y transformaciones en todos los sentidos, el llamado de las autoridades está dirigido a realizar mayores esfuerzos para desarrollar este programa como forma de obtener cosechas sin grandes costos en las cercanías de las zonas citadinas y comunidades.

Entre los vertientinos se aprecia mayor disposición para cultivar espacios disponibles y ha proliferado la práctica de sembrar en patios, parcelas y huertos en aras de consolidar los avances del programa de alimentos desde pequeñas áreas. Sin embargo, son innegables deficiencias que no siempre derivan de carencias objetivas de recursos.

Por tanto, no se reportan los resultados necesarios y algunos lugares -de organismos y entidades, sobre todo- evidencian poca salud porque falta fortalecer las acciones dirigidas a materializar en la base los principios básicos de esta modalidad que tributa a la consolidación del autoabastecimiento territorial desde los propios Consejos Populares.

Corresponde a las administraciones de organismos y entidades estatales aprovechar cualquier sitio para producir hortalizas, condimentos u otros cultivos y además, contribuir a promover la creación y avance de las minindustrias agropecuarias que responden al programa de desarrollo local, otra de las necesidades imperiosas ante la situación de la economía cubana.

El trabajo siempre se puede perfeccionar y frente a las inclemencias de la naturaleza y las agresiones enemigas urgen alternativas porque en muchos casos persisten las mismas insuficiencias y no basta con obtener una calificación satisfactoria al término de un recorrido del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar cuando se trata de aportar alimentos para el pueblo de manera sistemática, algo que no se consigue si se trabaja por buenas evaluaciones en las visitas. (Texto y fotos Eovalis Matos Arias / @villabaracoa) Fotos de archivo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s