La viruela del mono sigue extendiéndose

Caracas, 15 jun.- Casi al filo de la media noche del domingo 12, el gobierno venezolano confirmó el primer caso de la viruela del mono, según reporte de Telesur.

Se trataba de un ciudadano que ingresó al país proveniente de Madrid y fue detectado en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, de Maiquetía.

Este primer caso En Venezuela, los dos ubicados en México y los tantos otros contabilizados desde  inicios de mayo hasta sumar más de mil confirmados en 29 países -fuera del África occidental y central, donde el virus es endémico- ratifican la reciente advertencia del Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus: “El riesgo de que la viruela del simio se establezca en países no endémicos es real”.

Sin embargo, no parecen existir motivos para entrar en pánico, según indican directivos de la OMS y otros reconocidos expertos. Sus puntos de vista coinciden con lo afirmado por la directora técnica de la OMS sobre la viruela del simio, Dra. Rosamund Lewis, durante una sesión informativa en Ginebra: “Todavía hay una ventana de oportunidad para prevenir la propagación de la viruela del simio en las personas con mayor riesgo en este momento”.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha asegurado que, hasta el momento, no se han notificado muertes en esos países, lo cual es también razón para pausar las alarmas desmedidas.

El pasado 8 de junio esa organización líder de la salud a nivel global ya había informado que evaluaban la cantidad y eficacia de las vacunas contra la viruela del mono o símica, cuyas reservas son hoy limitadas , para distribuirlas a los países donde ha sido ubicada la enfermedad. A la vez, dijeron también que contactaban con compañías fabricantes de ese inmunógeno.

«Tenemos distintas generaciones de vacunas y la cantidad de cada una varía. También estamos viendo si han sido probadas, ya que se necesita verificar regularmente su potencia», comunicó la directora de Epidemias y Pandemias de la OMS, Sylvie Briand.

De esta forma, al centro de la atención se ubican los países que hoy necesitan de la vacuna, para que puedan acceder a algunos millares de dosis, sobre todo con miras a proteger a las poblaciones vulnerables.

A ello se agrega la sugerencia de la propia doctora Brian: «No recomendamos vacunaciones masivas, sino dirigidas a contactos cercanos, así que no se trata de enviar millones (de dosis) a un sitio, sino algunos miles a varios lugares del mundo, para lo cual necesitamos evaluar la necesidad en cada lugar».

Cuba no reporta casos de viruela del mono

En Cuba no se han reportado hasta el momento casos de viruela del mono y tampoco de hepatitis aguda de causa desconocida en niños, que también constituye emergencia sanitaria en algunos países.

Nuestro país cuenta con un plan de enfrentamiento contra esas enfermedades y el Sistema Nacional de Salud está alerta ante ambas, a partir de la vigilancia de casos con sintomatología y epidemiología compatible, y la capacitación del personal del sector, aseguró José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública.

El sitio oficial del Ministerio de Salud Pública (Minsap) explica que la viruela del mono, monkeypox, es una enfermedad zoonótica viral poco frecuente, descubierta en 1958.

Existen dos linajes diferentes del virus que la trasmite: el de África Central, que ha causado una mortalidad de hasta el 10%, y el de África Occidental, con una mortalidad del 1%. El actual brote se corresponde con este último linaje.

Entre sus formas de transmisión, además de ocurrir del animal enfermo a la persona a partir de un contacto con sus secreciones, fluidos o sangre, también puede ocurrir el contagio de persona a persona a causa de un intercambio prolongado cara a cara que pone en contacto directo con grandes gotas respiratorias. 

Podría igual producirse el contagio por el contacto directo con fluidos corporales o lesiones en piel y mucosas, así como por contacto con artículos que han sido contaminados, como ropas de uso personal o de cama.

El Minsap precisa que los síntomas primeros son fiebre, cefalea, dolores musculares, inflamación de los ganglios linfáticos y cansancio. “Entre el primero y el quinto días de comenzar la fiebre aparecen las lesiones, que casi siempre son en la cabeza o la cara, y avanzan luego hasta las extremidades y el tronco. Las lesiones se secan y curan como promedio entre las dos y las cuatro semanas después de haber surgido”.

La fuente agrega que generalmente es una enfermedad en la que los pacientes evolucionan de manera favorable. Los casos graves ocurren sobre todo en niños, embarazadas y personas inmunocomprometidas. (Cubasi.cu)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s