José Martí, luz eterna de la nación cubana (+ Audio)

Vertientes, 28 ene.- Cuando pienso en los sacrificado que ha sido todo el proceso revolucionario cubano; cuánto honor cubre cada territorio del inmenso caimán verde.Todos los patriotas caídos en las gestas independentistas y que marcaron momentos importantes, que dieron marcha a la libertad; pero sin dudas existe un hombre en el cual no dejo de pensar y es nuestro Héroe Nacional José Martí.

Y es que la figura del más grande de todos los cubanos inspira a artistas, científicos, políticos; su ideario es un viaje por un caudal infinito de sabiduría, con ideas que guían siempre hacia el mejoramiento humano.

Hoy lo vemos como un símbolo ineludible de la Revolución, las esculturas inspiradas en su personalidad se erigen en plazas, parques y centros educativos; que denotan respeto, admiración, y sensibilidad a su obra extensa y universal, orgullo de cubanía e idiosincrasia.

Artistasrecurren a él como referente para significar a una Isla que no se detiene y lucha constantemente contra el asedio del gobierno imperialista estadounidense, ese monstruo con necesidad de dominio, y así lo catalogó el Apóstol.

Su literatura ya sea en poesía, cuentos, epistolario, ensayos, escritos, revistas, discursos, toda ella, se despliega en cada esfera social, cultural, étnica, científica, de agricultura; y es que él escribió mucho aunque vivió poco, aun así continúa siendo luz en el mundo.

Su visión futura, lo condujo a una grandeza infinita; su pensamiento tiene un amplio espectro con una vigencia perenne en cada persona que decide ser su fiel lector.

Si se diera la oportunidad de reunir a personas de cada nación del planeta, puedo asegurar que en su totalidad e indistintamente, todos tuvieron algún encuentro con nuestro gran maestro José Martí.

Y es que su visionario fue tan grande que hasta para morir presintió su futuro, así lo expuso en su carta inconclusa a su amigo del alma Manuel Mercado:
“…ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber – puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo – de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas…”

Por eso me atrevo a asegurar que es y será siempre eterno; pues mientras cada persona hojee uno de los miles de libros inspirados en su majestuosa obra, periodística y de oratoria; el Apóstol Nacional continuará siendo presente y futuro de la nación cubana. (Por Frank Fernández García /frank.hernandez@icrt.cu) Imagen de archivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s