Universidad de Camagüey: inteligencia contra bloqueo

Universidad de Camagüey: inteligencia contra bloqueo

No obstante los embates del bloqueo, la Universidad de Camagüey no ha dejado de participar en eventos nacionales e internacionales, incluso en este período pandémico que ha obligado a la virtualidad. Foto: Tomada del perfil en Facebook de la Universidad

Camagüey, 24 jun.- La educación, uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad, no escapa al bloqueo económico, comercial y financiero más largo de la historia. La Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz (UC) es uno de los centros que más obstáculos de este tipo ha tenido que sortear, algo que, lejos de minimizarla, la hace crecerse cada día.

Desde el punto de vista de los proyectos internacionales las mayores afectaciones se perciben en la dificultad para realizar envíos de dinero debido a las restricciones impuestas por la política genocida sobre las transacciones financieras, así como en las limitaciones en la importación de equipamiento, reactivos y otros materiales.

En ese sentido, el proyecto VLIR, uno de los principales convenios internacionales de la UC, dirigido a fortalecer las capacidades de ciencia, tecnología e innovación para contribuir al desarrollo económico, social e inclusivo de la región, padece muy de cerca la política del Gobierno norteamericano.

“Por solo citar un ejemplo, no hemos podido mejorar la producción de comida y bienestar social en la provincia mediante las tecnologías lúdicas debido a la imposibilidad de realizar las transferencias bancarias de los montos del presupuesto destinado a las mismas”, explicó la Dra. C. Yailé Caballero Mota, directora de Relaciones Internacionales en la UC.

En el campo de la informatización se lamenta la prohibición para acceder a plataformas en Internet, libres y gratuitas para el resto del mundo, menos para Cuba. Actualmente se registran más de 250 portales, sitios y servicios web bloqueados. Hewlett-Packard (hp), Fujitsu, Lenovo, Samsung, Intel, LG, son algunos de los que no permiten la descarga de drivers y documentación desde sus portales web.

Por otro lado, “los docentes del claustro de la Universidad reciben una fuerte restricción para publicar en algunas de las revistas de grupo Uno como la FOKUM (para los de Lenguas Extranjeras) y también en revistas de Derecho y en las especialidades de Química, Ingeniería Química, Ciencias de los Alimentos y Ciencias Económicas”, agregó Caballero Mota.

A su vez tampoco pueden recibir materiales bibliográficos para la superación profesoral, en carreras como Lenguas Extranjeras, Ciencias Agropecuarias, Ingeniería Química, Arquitectura e Ingeniería Civil, pues no se permite el intercambio postal con universidades norteamericanas.

En cuanto a los ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios, se conoció que los más de 20 000 dólares generados durante 2020 por profesores de la UC que imparten clases en la República Popular China, aún no han entrado al país, pues los bancos chinos que pueden hacer la transferencia tienen acciones con los Estados Unidos y el bloqueo no les permite esas transacciones. De igual manera ocurre con República Dominicana.

Graduar profesionales competentes en Cuba no solo depende de la capacidad de los estudiantes y la formación de los profesores, también del modo de sobreponerse a una política que busca a toda costa hacernos daño. Mas, por varias décadas han probado que a pesar de ser una realidad la prohibición del acceso a información actualizada y las limitaciones al intercambio académico y bibliográfico, ello no los detiene. (Adelante.cu)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s